ENTRADAS DE LOS PROGRAMAS DE RUAH

sábado, 3 de septiembre de 2011

Crónicas desde el Rototom (parte II)

El Rototom no es el mayor festival europeo de Reggae por casualidad. De hecho, es el único lugar en la vieja Europa donde se pueden ver en directo tantos artistas internacionales del género que popularizó Bob Marley, artista que además fue objeto este año de un tributo especial debido al 30 aniversario de su muerte.

El jueves, primer día de festival, ya tuvimos la oportunidad de ver a uno de los hijos del gran Bob, Stephen Marley. Apareció en el Main Stage a las 22,30 y dio un espectáculo un tanto soso bajo el punto de vista de los expertos de la Furgo. Stephen fue intercalando temas propios con versiones de las canciones más famosas de su padre, momentos en los cuales el público se agitaba más. En lo que respecta a sus canciones propias, tendían hacia un reggae muy melódico y con poca miga. La pregunta es: ¿Si este señor no se apellidara Marley habría estado en ese escenario principal? La respuesta creo que está clara. Bob Marley tuvo muchos hijos, alguno de los cuales, como Damian Marley, se han consolidado como un artistas de peso dentro del mundo del Reggae, y lo han hecho por sus méritos y estilo propios, pero no es el caso de Stephen.


A las 00,30 era la gran cita en el Main Stage, primer grupo mítico traído directamente de Jamaica para deleite de todos los asistentes. Toots & the Maytals dieron al público lo que se esperaba de ellos, un espectáculo increíble de Ska & Reggae clásico. Repasaron todos sus grandes temas en una hora y media de concierto. Abrieron con el "Pressure Drop" y a partir de ahí descargaron toda su energía sin dejarse en el tintero ninguno de los temas que les han convertido en un hito en la historia del Reggae: "54-46 was my number", "Take me home" (ver el video), "Funky Kingston" para cerrar con la ultra-versionada y más famosa canción de los Toots, el "Monkey Man". Realmente hay que reconocer que el líder de la banda, Frederick "Toots" Hibbert, con sus 66 años a las espaldas, no paró de vibrar y hacer vibrar en todo el concierto. Y también digna de mención es su magnífica voz, la cual parece no perder cualidades con el tiempo, y sino, fijaos en el vídeo desde donde canta al micrófono... Todo un portento de la naturaleza.


Y para "cerrar" la noche del primer día de festival ¿qué mejor que un viejo loco del Reggae pinchando en el Dance Hall? Sir David Rodigan, DJ inglés de 60 años, pinchó un set de temas que fueron del Reggae más clásico hasta el más actual, siempre encarando al público y transmitiendo sus good vibes. Si alguna vez tenéis la oportunidad de asistir a alguna de sus sesiones, no lo dudéis porque este señor no defrauda a nadie.


El segundo día, viernes 19, paralelamente a la fiesta de artistas valencianos contra el racismo del Lion Stage, por el escenario principal fueron pasando artistas referentes del género de todos los continentes. Abrieron la jornada los franceses Dub Incorporation. Esta banda combinó como siempre, es decir, perfectamente, las voces de los dos solistas, y sus temas fueron variando desde el Dance Hall hasta el Ska, sin dar ni un respiro al público, que sudó la gota gorda. Repasaron temas de sus 4 discos e hicieron lo que quisieron con el público, que estando tan entregados, hacían todo lo que los artistas les pedían. "Rudeboy" fue la última canción y aquella que más animó a la gran cantidad de público que se juntaba ya en el Main Stage a pesar de ser todavía temprano. El único "pero" del concierto es que la organización no les dejó hacer un bis para que tocaran el "My freestyle", uno de sus temas más míticos que la gente comenzó a corear todos a una. Después un tira y afloja salió uno de los presentadores del festival para anunciar que el "Big Man" (la Dirección suponemos) había decidido que no saldrían a hacer el bis. La gente se enfadó y con razón. ¿Tan grave es que se retrasen 5 minutos los 3 conciertos que quedaban cuando tienes a más de 5.000 personas rogando un temas más? Don´t think so :( Aquí va este vídeo para que veáis que lo de hacer vibrar al público no era una metáfora


Para cerrar el Main Stage, el plato fuerte era Shaggy, el artista estadounidense que dio un espectáculo bastante yanki en cuanto a la puesta en escena (put your hands up!) con muy buen sonido y que conectó bastante con el público. Es de agradecer que en un mismo día se tenga la oportunidad de ver artistas tantas procedencias diferentes con el punto en común de la música Reggae como nexo de unión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario